Blog

18

Aug

Wines for Sublime and exquisite pairings

No hace falta estar en la prestigiosa lista Robert Parker para considerar un caldo una grata experiencia vinícola, ya sea éste tinto, blanco o rosado. Y ni mucho menos que el vino en cuestión sea caro. Una buena oferta gastronómica no es tal si no se completa con una buena carta de vinos, detalles que son imprescindibles, y que suman si la elección es la adecuada.

Un tinto con mucha estructura y potencia de fruta como el Viña Pomal Reserva 2012, de Bodegas Bilbaínas; o el rojo profundo del Veritas Vinyes Velles 2014, de las bodegas mallorquinas José Luis Ferrer, elaborado con las variedades Mantonegro, Cabernet Sauvignon, Sirah y Callet procedentes de los viñedos más viejos de la bodega; o la alta intensidad y color profundo con tonalidad azulada del Temps castellonense son algunas de las opciones de tintos.

Para consumidores principiantes en el consumo de vino el Mercat 1930 ofrece la primera apuesta vinícola de Codorniu, Viñas de Anna. Flor de Rosa y Blanc de blancs, ambos de 2015. Y otra alternativas son el Sebastià Pastor Rosat 2016 y el Pedra de Binissalem Blanc 2016, ecológico, también de las bodegas Ferrer.

Son sólo algunos ejemplos de una amplia bodega con innumerables opciones de maridaje por descubrir.